Seguidores

miércoles, 15 de junio de 2011

HOY SE HA IDO...







Éste hermoso animal a los catorce años de edad, le crió mi hija de cachorro y a la vez él cuidó a los cachorritos de mi hija ... mis nietos.

BOGARD era inmenso, como inmenso era su cariño por la familia entera a la que protegia sin violencia, con su sola presencia...a mi perro Teso le toleraba en su casa, cuestión que según mi hija era un triunfo, pues a los machos del barrio no era cuestión de acercarlos...cosas de perro.

Ha muerto a los dos meses de haberle operado de un carcinoma en el hígado, se recuperó mucho...pobre... como a los humanos le mejoró la faz...esa faz bigotuda que tanto hemos acariado... estaba algo inquieto anoche, pero bien, se quedó tranquilo a las tres de la mañana con mi hija...pero al despertar a las seis...ya se habia ido.

Estoy un poco ahogada, aunque escribo... pero queria dejar plasmada ésta noticia de reconocimiento a un animal que aunque tuvo una buena calidad de vida, tambien nos dió su amor incondicional....hoy la familia tenemos un vacio de sentimiento.

Gracias por leerme.

8 comentarios:

ana dijo...

Fíjate que no era nada mío y se me han saltado las lágrimas porque entiendo la tristeza tuya y de tu familia. Creo que los que tenemos perro podemos hacernos una idea de ese dolor, lo siento de veras, pero seguro que teneis muchas vivencias con él y muy buenos recuerdos, y seguro que ha sido un perro feliz y muy querido, es lo que cuenta.

Un abrazo fuerte.

Jose Luis Forneo dijo...

Lo siento mucho. Entiendo tu dolor y espero que Bogart no haya sufrido mucho. Seguro que siempre lo recordareis con la importancia que ha tenido en vuestra familia.

Saludos

Alejandro Kreiner dijo...

Hace un mes pasé por el mismo trance con mi perro. La primera semana no me salía de la cabeza. Con el tiempo el sistema emocional va recuperando el equilibrio.

Saludos.

Katy dijo...

Oh Alicia, que bello animal, lo más bonito lo que compartistéis de tiempo. Se lo que siente yo también perdí uno, no tan grande pero siempre perdurará en mi memoria. En mi infancia tuve dos pastores alemanes, y aún guardo su recuerdo. Llegan a formar parte de nosotros, uno más en la familia.
El tiempo, solo el tiempo suviaza el dolor y los recuerdos.
Un beso

mariajesusparadela dijo...

Un abrazo grande, Alicia. Se lo que sientes y estoy contigo.
Son magníficos en su incondicional apego a nosotros.

Roberto R Bravo dijo...

La vida y la muerte siempre nos superan. Curioso cómo un animal puede llegar a ser parte de nosotros. Siento que nunca entenderemos estas cosas.
Cariños, Alicia.

Carmela dijo...

Hermoso Bogard.Esa mirada llena de nobleza .
Tuvimos un ovejero que vivió también catorce años.Nos cuidaba y cuidaba la casa.Era muy cariñoso.
Piensa que ya no sufre.Está descansando.Y os dejó lindísimo recuerdos.
Una emoción este post.Como dice Katy : sólo el tiempo suaviza el dolor .
Beso.

Alfonso dijo...

Vaya, lo siento. Se ha ido en el mismo mes que la perrita de otra blogger, Laika de Mari Paz.
Yo también tuve un perrito, murió con 9 años, y sufrí mucho. Sólo quien ha tenido un animal en casa te puede entender. Animo.