Seguidores

miércoles, 13 de abril de 2011

ENFERMEDADES INCURABLES.


 Mi hermana está en silla de ruedas...

Desde hace casi cuatro años, por una encefalopatia la cual es incurable ...y os cuento ésto que es íntimo, familiar y doloroso al verla postrada en su silla, debido a su falta de movilidad en todo su cuerpo, porque haciéndome para mi unas plantillas ortopédicas en una Ortopedía naturalmente, observé que existian unos reposapies que se elevan a la altura que desees y tolere el enfermo, con lo que sin pensarlo la encargué y ayer se la llevé a la Residencia donde por fuerza tiene que estar.
Ayer no la sentaron, por falta de tiempo de cambiarla y hoy la estrenó...la llamé para ver como la habia ido y las auxiliares me dijeron que ha sido un éxito ( con estas palabras)lo que me alegró mucho;cuando me pusieron con mi hermana que no está bien del todo en su concepción de las cosas, pero me dijo que si, que estaba cómoda, lo me llenó de satisfacción.

Y a resultas de ésto sorpresivamente para mi, el médico de la Residencia me preparó los papeles para que solicitase el pago de la misma. Le indiqué que como ya me habian pagado la otra que tiene desde hace esos años, que no creia que lo concedieran; a lo que me contestó, que si, que era posible, ya que si el médico la prescribia como necesaria para el enfermo, me lo concederian.
 Se lo agradecí evidentemente,pero tambien me pregunté... si la hacia falta a mi hermana, desde hace ya tiempo...porque no se la prescribió mucho antes de que yo advirtiera que existian estas sillas?

Conclusión... no se puede dejar en manos de los supuestamente profesionales lo que ellos no "sienten" como suyo...y ésto lo hago extensivo no solo al médico, sino a las auxiliares que atienden a aquel pobre público, que tanto necesita de ayuda yde cariño de los demás, aunque entre ellos, tlengo que decir que tambien hay gente muy válida...pero son las menos.

GRACIAS POR LEER este relato que necesitaba sacar al exterior para aliviarme.

***********




2 comentarios:

Jose Vte. dijo...

Te entiendo perfectamente, y por eso tienes toda mi solidaridad, contigo y con tu hermana. Es duro, muy duro saber que tienes un mal, una enfermedad que sabes que ya nunca se curará.
Acostumbrarse a vivir con limitaciones funcionales, es algo, que a la fuerza te acostumbras, pero que nunca terminas de asimilar en su totalidad.
En los sueños diarios, siempre te ves normal, nunca sueñas que andas cojeando, en silla de ruedas o con cualquier otra enfermedad que se padezca.

Ahí aun tenéis suerte, aquí en la Comunidad Valenciana, hace ya más de un año que que han quitado la mayor parte de ayudas para aparatos ortopédicos. No solo no se aplica la Ley de Dependencia, si no que encima no te dan ayudas para mejorar tu dia a dia. Y las pensiones son las que son...

Mucho ánimo y un fuerte abrazo a las dos

Carmela dijo...

Qué suerte que le llevaste el reposapies y que estás atenta a todas sus necesidades.
Cuando advierten que la familia está pendiente el trato es mejor.
Lo importante es que esté bien cuidada y contenida.Y por supuesto el caudal de afecto que tú le das.
El tema de las enfermedades siempre genera impotencia porque uno quisiera obrar milagros y no se puede.
Abrazos enormes.